Bienvenidos al Diario del Valle

SEARCH

jueves, 17 de mayo de 2018

ARQUITECTURA Y POLÉMICAS


Evaristo Fuentes Melián

Conocí a un aparejador y luego licenciado, doctor y profesor de Historia del Arte en la ULL, especializado en arquitectura colonial tradicional canaria, que mantuvo  varios rifirrafes en la prensa a lo largo de los años. Poco antes de su fallecimiento hubo una tremenda polémica por los incendios y reconstrucción del Obispado de La Laguna y  de la iglesia parroquial en el pueblo de Buenavista del Norte. Quedaron destruidos y calcinados totalmente ambos edificios,  y hubo en consecuencia opiniones a favor y en contra de su reconstrucción exacta, tanto en la Iglesia de Buenavista como en el Obispado Nivariense; los contrarios a su reconstrucción exacta argumentaron que eso es un engaño, un sucedáneo, que lo que se quemó se quemó, y reconstruirlo igual supone un falseamiento de la realidad.

También hubo una virulenta polémica por los nuevos Juzgados de la plaza del Adelantado de La Laguna. Lo cierto es que el nuevo edificio es un edificio singular, con una fachada lateral hacia la citada plaza del Adelantado,  junto a una vieja ermita en el mismo lado del cuadrilátero que forma la plaza. La ermita es totalmente diferente, una ermita antigua que rompe la armonía con el edificio nuevo y espacioso de los Juzgados.

También recuerdo que el mismo señor se agarró algún cabreo y lo reflejó en la prensa, cuando demolieron o  intentaron destruir, por aquellos años sesenta, algunos edificios  de la calle de La Carrera lagunera, tan querida por los estudiantes.  ¡Casi se cargan el Teatro Leal!

En La Orotava se conservan  muchos de los edificios antiguos, casonas de agradable y tradicional arquitectura. Pero hay malos ejemplos, como ese mamotreto del edificio fabricado alrededor de 1970, que fue propiedad del Banco Exterior, frente a la fachada principal de la sala Teobaldo Power. Y en el Puerto de la Cruz hubo desmanes y despropósitos de mayor cuantía, como la desaparición de la zona típica antigua del entorno del muelle pesquero. Y aquí me quedo por hoy. Podría continuar…
Espectador